26
feb

¿Es importante la productividad?

Escrito el 26 febrero 2007 por Rafael Pampillón en Diccionario de Economía

La productividad se define como la cantidad de bienes y servicios producidos por trabajador. Es sabido que el nivel de vida de un país depende de la productividad de sus trabajadores ¿De que depende la productividad? De la
dotación de los factores de que dispongan los trabajadores (capital físico, capital humano, recursos naturales y conocimientos tecnológicos). Los suecos viven mejor que los nigerianos porque los trabajadores suecos son más productivos que los nigerianos. El nivel de vida de los coreanos (del Sur, of course) ha crecido más deprisa que el de los argentinos porque la productividad de los trabajadores coreanos ha crecido más deprisa. El nivel de vida de un país (renta per cápita) depende de su capacidad para producir bienes y servicios, es decir de su productividad. En una entrada reciente en este blog (13 de febrero de 2007) titulada “Convergencia real” Javier Carrillo señalaba, muy acertadamente, que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) por habitante de un país es el resultado de los crecimientos de su productividad, tasa ocupación y tasa de actividad. Paso a explicitar un poco más lo que dice Javier:

(1)

PRODUCTO (PIB) = PRODUCTO (PIB) x POBLACIÓN OCUPADA x POBLACIÓN ACTIVA
POBLAC. TOTAL     POBLAC. OCUP.     POBLACIÓN ACTIVA         POBLACIÓN TOTAL

O lo que es lo mismo:
PIB per cápita = Productividad x Tasa de ocupación x Tasa de actividad (2)

A raíz de esa entrada de Javier, algunos alumnos me han pedido que se lo explique con números, que lo cuantifique. Pongo a continuación los últimos datos para España, los del año 2006. Según datos del INE el PIB español durante 2006 alcanzó los 976.189 mil millones de euros. La población total a diciembre de 2006 era de 44,7 millones de personas. La población activa a diciembre de 2006 representaba 21,812 millones y los ocupados éramos 20 millones. Sustituyendo en la primera ecuación (1) de arriba todos estos datos se obtiene la siguiente igualdad:
976.189 = 976.189 x    20   x   21.812
     44.7          20        21.812     44.7
Si hacemos estos cocientes podemos sustituir la segunda ecuación (2) de letras por esta de números:

21.830 € = 48.809 € x 91.7% x 48.8%

Ya tenéis los datos. ¿Se puede añadir algo? Pues si. Javier Carrillo decía que nuestra convergencia real (crecimiento real del PIB per cápita) está basada en la actualidad casi exclusivamente en el crecimiento del empleo (población ocupada). Si bien hay posibilidades de mejora de la renta per cápita aumentando todavía más las tasas de ocupación y de actividad, el crecimiento del empleo debería venir acompañado de un crecimiento de la productividad. Se debe mejorar el PIB per cápita mejorando la productividad. ¿Cómo? Los libros dicen que aumentando el stock de capital físico, capital humano y los conocimientos tecnológicos. En un mercado crecientemente globalizado el aumento de productividad y, por tanto, de la competitividad sólo es sostenible mediante la innovación o la reducción de costes. Como dice Javier Carrillo en su último post “resulta evidente que la ventaja competitiva española frente al Este de Europa, y aún menos frente a los países asiáticos, ya no se puede confiar a los costes laborales”. Sobre este tema también puedes releer en este blog la entrada “La productividad de la economía española”

Comentarios

Erick Souza 21 abril 2007 - 06:03

Lo que usted denomina tasa de actividad es en realidad “Factor demografico”. Favor en caso de que yo esté equivocado, agradecere sus comentarisos.

La tasa de actividad es el cociente entre el número total de activos y la población de 16 y más
años.

Atentamente,

Daniel 15 abril 2008 - 00:16

Has dado en el clavo en el tema de reducción de costes, hay pocos expertos en la materia y parece cosa solo para grandes corporaciones. Si el 90% de las empresas son pymes, creo que se debería de incidir más en la reducción de costes y el eficiencia (que no productividad) del trabajo realizado.
Slds.

RP 21 febrero 2011 - 09:28

Buenas tardes a todos,

Es de agradecer que por fín en España comencemos a hablar de productividad. Antes de todo, querría lanzar un par de datos:

1. España es el cuarto país del mundo en horas trabajadas por persona al año, tras Corea, Estados Unidos y Japón.

2. España tiene, a día de hoy, un salario medio de 21.900 € (a pesar de la existencia de remuneraciones en dinero negro). Este salario medio ocupa la novena posición en la Comunidad Europea.

Con estos datos, parece difícil creer que España tenga problemas de productividad, sobre todo por disponer de un PIB por persona 9 décimas superior a la media de la Unión Europea.

Entonces, ¿Cuáles son los problemas para competir? ¿Por qué España duplica el porcentaje de desempleados de los países de la zona Euro?

Somos una empresa que se dedica a la organización de empresas para mejorar la productividad y a la implantación de sistemas de incentivos por rendimiento individual y vivimos con ello todos los días. Los problemas fundamentales son los siguientes:

a) Hay un gran problema de falta de valores. Es difícil encontrar confianza, responsabilidad, solidaridad y sobre todo profesionalidad, tanto en empresarios como en trabajadores.

b) Somos un pais formado por trabajadores sin cualificación (a pesar de que muchos de ellos son titulados universitarios). El trabajador busca beneficios, privilegios y sueldos, pero sin cerciorarse de lo que produce para la empresa.

c) Los empresarios (entre los que nos encontramos) en su mayoría no valoran correctamente al personal. No existen métodos de medida del rendimiento aceptables en la mayoría de las empresas, con lo que las personas no cuestan lo que valen.

d) En los últimos 8 años ha habido un boom de creación de puestos intermedios. Estos puestos en su mayoría no están justificados, salvo por la impresión momentánea de que falta personal para acometer las tareas, con lo que los departamentos crecen desmesuradamente.

e) España es un país que históricamente ha despreciado mejorar el método productivo. Si se requería producir el doble de trigo, se plantaba el doble de terreno. Somos un país que se rige por el lema “si funciona, no lo toques”, mientras países como Alemania mejoran sistemáticamente.

Medir la productividad no es fácil y se debe hacer de forma sectorial, no dividiendo el PIB por hora trabajada (no se produce la misma facturación tallando diamantes que haciendo mesas de madera). La medida de la productividad es factible no sólo en la mano de obra directa, implantando sistemas de tiempo y remunerando acorde a la actividad, sino también en el resto de departamentos, como comercial (departamento que históricamente a trabajado con fuertes variables, en compras (empleando las referencia de compra y remunerando de forma variable conforme a precios, formas de pago y plazos de entrega logrados).

Existen múltiples formas, pero todas ellas requieren un método de trabajo, un sistema de medición objetivo y un control periódico.
Para poder implantar primas en una empresa se requiere que el sistema sea entendible por todos los trabajadores. Los sistemas de primas que sufrí en mi época como trabajador por cuenta ajena siempre eran subjetivos y/o dependientes del resultado global de la empresa.
Somos un país muy cómodo y si pretendemos mejorar, nos hace falta dejar de hacer tantas horas y comenzar a usar el tiempo de forma correcta. Nos hemos burocratizado demasiado y gran cantidad de tareas que hacemos no dan valor alguno. En muchos casos se pretende justificar el puesto con más tareas y no debe ser así.

Analicemos el valor que creamos de verdad en nuestra empresa y pensemos si es acorde a nuestra remuneración.

Si lo deseais podeis visitar nuestra web:
http://www.myrefpoint.com

Os agradezco la atención.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar