24
ene

Un free rider es una persona que recibe un beneficio por utilizar un bien o un servicio pero evita pagar por él. De ahí, que los ingleses le denominen también “viajero sin billete”. En una estructura de interacción colectiva los free riders son aquellos jugadores o actores que bajo diversas circunstancias, se ven beneficiados por las acciones de los demás, sin ellos mismos cargar con el coste de esas acciones. En economía pública un free rider es aquel individuo que tiene interés en beneficiarse de un bien público, el ejército, la policía, el alumbrado público, pero no está dispuesto a pagar por él.

Los bienes público se definen como aquellos bienes en que nadie puede quedar excluido. Precisamente y debido a esta propiedad de no exclusión, los bienes públicos generan el problema del free rider. Para evitar la existencia free-riders y los agravios comparativos que generan el que unos paguen (por ejemplo el cuerpo diplomático) y otros no, los bienes públicos deben ser siempre provistos por el gobierno ¿por qué? Porque de un bien público nadie puede quedar excluido y si el gobierno no provee ese bien, el mercado no lo produciría o, si lo hiciera, sería a niveles sub-óptimos.

Es decir, la existencia de free riders hace que la provisión privada de un bien público sea ineficiente por que al no haber suficientes “pagadores voluntarios” los productores no podrían continuar ofreciéndolo. Por tanto la existencia de free riders hace que la provisión privada origine una provisión subóptima del bien público.

Si trasladamos esta dinámica al caso particular de la evasión impositiva, tendremos una situación de free rider cuando los evasores se aprovechen de los servicios y bienes públicos financiados por los que efectivamente cumplen con sus obligaciones tributarias (pagan sus impuestos). Aunque la calidad de los servicios (autobús urbano) se deteriore por el incumplimiento de los free riders (que por definición no pagan billete), para éstos el resultado final no es ineficiente porque el perjuicio que les genera el deterioro del servicio público (autobús urbano), casi con seguridad no muy significativo, es menor que el beneficio que obtienen evadiendo el pago de la tarifa. Posiblemente puedas encontrar una explicación mejor en Gregory Mankiw. Principios de Economía, 3ª edición. Edit.: Mc Graw Hill. Capítulo 11 “Los bienes públicos y los recursos comunes”. Por cierto, en el mes de febrero aparece en castellano la 4ª edición del Mankiw .

Comentarios

kurt 28 marzo 2007 - 03:50

Ultimamente lo que hay es mucho espavilado por ahí!.
De todos modos la gente pensamos siempre en como ganar mas dinero posible de la mejor manera existente, aunque siempre haya algunos que lo consigen no se sabe como ni por que!, y esas personas merecen ser observadas.
Hecha la ley hecha la trampa, eso pasa en todas partes.

ADVABE 30 septiembre 2009 - 19:44

EN EL CASO DE LOS SERVICIOS AMBIENTALES HIDROLÓGICO Y DE LOS OFERTANTES DE DICHOS SERVICIOS SE PUEDE OBSERVAR QUE NO EXISTEN MERCADOS ESTABLECIDOS Y NORMADOS, POR TAL MOTIVO SE GENERAN FALLAS DE MERCADO, YA QUE LA ASIGNACIÓN DEL RECURSO NO ES EFICIENTE. A NIVELES REGIONALES DE CUENCAS Y SUBCUENCAS ES COMÚN ENCONTRAR EN MÉXICO MUCHOS DE ESTOS CASOS, EN LOS CUALES LOS FREE RIDES SON GRANDES EMPRESAS NACIONALES Y TRASNACIONALES QUE SE BENEFICIAN DEL AGUA, YA QUE LA UTILIZAN EN SUS PROCESOS PRODUCTIVOS COMO INSUMO Y EN MUCHOS CASOS REGRESAN ÉSTA A LOS ECOSISTEMAS CON UN ALTO NIVEL DE CONTAMINACIÓN. ¿QUÉ SE PUEDE HACER ANTE ESTA SITUACIÓN?, ¿CÓMO CORREGIMOS ESTE FALLO DE MERCADO?

Juan Pablo Velez 2 febrero 2010 - 22:27

Los “parasitos” solo tratan de sacar el mejor provecho de su bolsillo. En paises desarrollados el “papa” estado provee muchos bienes publicos para el uso y beneficio de los cuidadanos. En paises en vias de desarrollo, el estado no provee nada significante. En estos paises cada quien paga para lo que requiere. Asi que nuestros amigos desarrollados, aprovechen todo lo que “papa” estado les ofrezca. Aunque la evasion esta mal y va en contra de la ley, las personas solo se adaptan a un sistema que tal vez consideran es corrompido y no les brinda nada, o tal vez son simplemente unos “parasitos” que solo toman ventaja de cada situacion al pagar menos o si es gratis mucho mejor. La empresa privada no seria eficiente al ofrecer la mayoria de bienes publicos si que no queda mas nadie que el estado para hacerlo y asi alimentar a los “parasitos”. A caballo regalado no se le mira el diente!

Andrés Gómez Olaya 3 febrero 2010 - 00:29

Recalco la siguiente frase del blog:

“Porque de un bien público nadie puede quedar excluido y si el gobierno no provee ese bien, el mercado no lo produciría o, si lo hiciera, sería a niveles sub-óptimos.”

Creo que tenemos miles de ejemplos de esta situación. Es importante entender que si el gobierno no es eficiente en proveer ese bien, eso no da pie para que las personas se tomen por si solas las formas de atender a esas carencias. Hablo especificamente y lastimosamente de la “idea paramilitar ” de mi hermoso país.

Carmen González González 3 febrero 2010 - 01:50

Estoy de acuerdo en que existan determinados free riders en las economías de mercado. Cuando hay determinadas áreas o sectores que son necesarios para la correcta evolución y desrrollo de un país y no hay empresa privada que se haga cargo ya que no resultan económicamente rentables, es el Estado el que se debe encargar de la “democratización” de dicho servicio.

Pero a la vez, creo que hay que tener cuidado con este tipo de empresas, ya que se puede caer en el error, como ocurrió en el pasado, de creer que esta es la manera más eficiente de satisfacer dicha necesidad en el mercado. Si finalmente es una empresa privada la que se encarga de la gestión de dicho área, seguro que se llagará a buscar la “rentabilidad” del negocio sea como sea. Tal ha sido el caso de empresas como las de teléfonos o las compañías áreas, que cuando estaban en manos del Estado eran auténticos agujeros negros y cuando se han privatizado se han convertizo en minas de oro.

Es por esto, por lo que cree que los free riders son necesarios, pero supervisados bajo un estricto control económico-financiero, buscan siempre alcanzar la mayor rentabilidad, independientemete de quien los gestione.

Jamil 22 diciembre 2011 - 02:41

Deben existir oficinas contraloras con buena tecnologia, que interaccionen con impuestos internos y todas las areas gubernamentales del pais, cualquier origen de riquezas, analizarla y detectar al Free Riders Oculto, en que bajo normas punitivas se vea obligado a pagar el beneficio que usufructuo.

Atte
Jamil

Leticia 7 septiembre 2012 - 00:23

La verdad es que tu artículo es super oportuno si no fijamos en esta noticia.
Justamente en los barrios “acomodados” y en los country super esclusivos como el Nordelta es donde mas se ocultan y se resguardan estos “free riders” que viven elogiando lo extranjero mientras viven aquí.
La Policía Federal conjuntamente con personal del ente recaudador realizó seis allanamientos en “cuevas” de venta ilegal de divisas en el barrio porteño de Palermo y en el country Nordelta, ubicado en el partido de Tigre.
Según informaron, los allanamientos fueron autorizados por la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, por infracción a la Ley Penal Cambiaria (19.359).

http://www.infobae.com/notas/669061-Desbarataron-seis-cuevas-VIP-en-Nordelta-y-en-Palermo-hay-detenidos.html

Dejar un Comentario

*