27
Ene

¿Es suficiente con crear empleo?

Escrito el 27 Enero 2007 por Rafael Pampillón en Economía española

Como complemento, al artículo que publico hoy sábado en el diario EXPANSIÓN “¿Es suficiente con crear empleo?”, me gustaría añadir que según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el empleo en España ha crecido en el conjunto del año 2006 sobre todo en los servicios (540.900 nuevo puestos de trabajo), después fue la construcción (con 200.300 empleos nuevos) y, por último la industria con solo 31.300 nuevos puestos de trabajo. Por tanto, los sectores más creadores de empleo vuelven a ser los de más baja productividad: la construcción y los servicios. Es de lamentar que el empleo en el sector industrial siga avanzando a tasas muy modestas. Por tanto, un aspecto negativo del patrón de creación de empleo de la economía española es su concentración en actividades de baja calificación y escaso valor añadido. Este argumento se refuerza por el hecho de que el incremento habido en la ocupación en 2006 ha sido sobretodo de mano de obra inmigrante con un crecimiento del 21,15%, con respecto al año 2005, mientras que el empleo de trabajadores españoles solo creció un 1,62%. Desgraciadamente, España se sitúa a la cola de la Unión Europea en innovación empresarial. El camino que hemos elegido es el de la construcción y los servicios que, según la EPA, son los sectores que crean más empleo. Y no se debe olvidar que el empleo está siendo el motor de nuestra economía. Efectivamente, el fuerte incremento del empleo (sobre todo inmigrante), genera más masa salarial y, por tanto, mayor demanda de consumo y de viviendas, lo que significa más producción de bienes de consumo y más construcción, es decir, más crecimiento económico y empleo, lo que a su vez aumenta la renta, etc. Este círculo virtuoso se basa, en buena medida, en el crecimiento del empleo en sectores de baja productividad (construcción y servicios) ¿En situación tan favorable como la actual podría terminar este “boom” de crecimiento y empleo? ¿Qué puede pasar si siguen subiendo los tipos de interés o se frena el empleo porque se produce una brusca desaceleración del mercado inmobiliario o todo a la vez? ¿Se rompería el círculo virtuoso del empleo y comenzaría un círculo vicioso, es decir habría menos consumo, menos crecimiento y menos empleo? ¿Dan los políticos suficiente importancia a los fuertes desequilibrios (inflación y déficit exterior) que este fuerte crecimiento está generando?

Comentarios

Luis Felipe Gonzalez Conde 27 Enero 2007 - 19:27

Con respecto a su última pregunta, es claro y evidente que los políticos del Gobierno,sumidos en un triunfalismo desmedido, no. A los de la oposición mayoritaria, se les presupone el no y el malo por defecto, en sus valoraciones de noticias de este tipo.

No obstante si llama poderosamente la atención que representantes de partidos que en esta legislatura son apoyos claves del Gobierno (IU) o incluso los sindicatos de izquierdas, empiezen a valorar en su justa medida los riesgos que Ud menciona arriba,y que comparto, en concreto:
“no motivo para el triunfalismo, la economía tiene importantes problemas estructurales ( J. Alcázar IU), Cambiar el modelo productivo ante los riesgos de la caida de la construcción y consumo interno ( CCOO), motores de crecimiento del empleo insuficientes para mejorar la productividad (UGT).
Tal vez no esté todo perdido…

Itziar Rodríguez Aguirre 6 Febrero 2007 - 10:38

Ayer estuve en un debate sobre el desarrollo urbanístico que sufre España. Expertos planificadores discutían sobre las medidas a tomar para frenar locuras como que ciudades de 50.000 habitantes planifiquen desarrollos para 250.000. Y lo peor de todo, que lo construyan. Pero nadie quiere frenar lo que usted denomina círculo virtuoso, que para mí es realmente maligno (confundir la construcción con fondos de inversión está destrozando inútilmente recursos necesarios para el futuro) porque, entre otras cosas, nadie quiere enfrentarse a las cifras de paro que eso supondría.

carlos martin 23 Noviembre 2011 - 11:59

Un profesor de mi escuela decía que INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURAS NO IMPLICA DESARROLLO como idea clave para el gestor del dinero público. Por favor no perdamos de vista que el crecimiento de la demanda va delante de las infraestructuras, y el principio del desarrollo está en el afán de superación de cada paisano, concretamente en su ilusión, conocimiento de la realidad, espíritu de sacrificio, etc (educación, formación) y en sus medios de financiación!

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar