24
Dic

Perspectivas económicas para España en 2007

Escrito el 24 Diciembre 2006 por Rafael Pampillón en Previsiones económicas

A lo que dice Juan Carlos en el post anterior me gustaría señalar 2 cosas: 1) Teniendo en cuenta la situación cíclica de nuestra economía, y dado que la política monetaria del BCE, a pesar de sus subidas previstas, seguirá siendo expansiva desde la perspectiva interna, ¿No creéis que España debería intentar, en 2007, que su política FISCAL fuera compensadora (más restrictiva), o lo que es lo mismo, fuertemente superavitaria, en un orden cercano al 3 por 100 del PIB, para que el mix de políticas de demanda (fiscal y monetaria) fuera más neutral? En este sentido, otros países que disfrutan de una posición cíclica madura y parecida a la nuestra, aunque no tan desequilibrada, como Irlanda, Finlandia, Suecia y Dinamarca, han conseguido ya en este ejercicio cerrar sus cuentas con superávit entre el 2 y el 3 por 100 de su producto. A mi me parece que nuestros mayores desequilibrios (inflación y déficit exterior) con respecto a esos países citados exigen mayor superávit fiscal, en 2007, que ellos.

Y 2) este fuerte incremento del empleo (sobre todo inmigrante), que señala Juan Carlos en su entrada anterior, (480.000 nuevos empleos en 2007) genera más masa salarial y, por tanto, mayor demanda de consumo y de viviendas, lo que significa más producción de bienes de consumo y más construcción, es decir, más crecimiento económico y empleo, lo que a su vez aumenta la renta, etc. Este círculo virtuoso se basa, en buena medida, en el crecimiento basado en aumentos del empleo en sectores de baja productividad (construcción y servicios). ¿En situación tan favorable como la actual podría terminar este “boom” de crecimiento y empleo en 2007? ¿O se mantendrá el fuerte crecimiento como dice Juan Carlos, en el post anterior, hasta final de siglo? ¿Qué puede pasar si siguen subiendo los tipos de interés o se frena el empleo porque se produce una brusca desaceleración del mercado inmobiliario (ver entrada en este blog “El mercado de la vivienda en 2007”) o todo a la vez? ¿Se rompería el círculo virtuoso del empleo y comenzaría un círculo vicioso, es decir habría menos consumo, menos crecimiento y menos empleo? ¿Dan los políticos suficiente importancia a los fuertes desequilibrios (inflación y déficit exterior) y que vienen generados por el patrón de crecimiento? Y si se la dan ¿Por qué no apuestan por un mayor superávit fiscal en 2007? ¿Está agotado el modelo económico actual como dice la oposición?

Comentarios

Juan Carlos 24 Diciembre 2006 - 18:47

Rafa se plantea porqué no se contempla un mayor superávit fiscal para el próximo año y yo creo que la respuesta es porque 2007 es año electoral, habrá municipales y autonómicas, y en 2008 tendremos elecciones generales, eso en el caso de agotar la legislatura. Por tanto, a las consideraciones económicas, debemos añadir las políticas. Pretender que en año electoral, un gobierno en España haga una política fiscal restrictiva es utópico. Claro que lo ideal sería buscar un superávit del 3%, pero eso va contra toda lógiica política. En España, los gobiernos tienden a aflojarse la cartera cuando hay elecciones a la vista y la administración anterior fue un buen ejemplo de ello. Por tanto, más que lamentar que el superávit no alcance el 3%, deberíamos felicitarnos porque se presupueste un superávit del 1%, que seguramente será superior, si como ha venido ocurriendo en los últimos años, la economía crece lo previsto. Además, si analizamos las cuentas públicas, el superávit se concentra en la Seguridad Social, pero el Estado también tiene superávit algo que no ocurría desde los inicios de la democracia. Y quien tiene déficit son las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos (este año un 0,3%).
Y en lo referente al si se frenará el modelo, pues eso no lo sabe nadie. Todo apunta a que no, pero en economía todo es posible. Hasta ahora la economía española ha absorvido sin demasiados problemas el alza del petróleo, y como decía Rafa en su entrada anterior, hay indicios de que la vivienda tiende a un aterrizaje suave. Si no se diera, podríamos encontrarnos en una situación complicada, aunque también es verdad, que a pesar de los problemas, el crecimiento no es tan desequilibrado como fue en los ochenta: ahora tenemos superávit y además contamos con el euro.
Lo que no me parece de recibo es lo que dice la oposición soobre el modelo, porque es exactamente el mismno que había con la administración anterior. Nada ha cambiado. Lo mismo que decía el PSOE sobre el modelo de ladrillo, lo dice ahora el PP. Pero claro, los políticos tienen que decir algo. Y además, ¿creeis que si mañana volviera el PP al Gobierno, cambiaría de repente el modelo?.

En fin, mi hija me está diciendo que soy muy pesado, y creo que tiene razón. Feliz Navidad de nuevo, y que Papa Noel os traiga muchas cosas (yo soy de los Reyes Magos).

Rafael Pampillón Olmedo 26 Diciembre 2006 - 15:48

Efectivamente, Juan Carlos, estamos en año electoral. ¿Quieres una prueba? El Gobierno acaba de aprobar un Real Decreto por el que se modifica el Reglamento del IRPF -en materia de retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del trabajo, capital y actividades empresariales-, el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades y el del Impuesto sobre la Renta de no residentes, por el que la retención a cuenta en las nóminas de enero bajará un 4,6% de media. Así que a partir de enero, las retenciones bajarán de media el 4,6 por ciento. La reforma fiscal supondrá una rebaja media del IRPF en torno al 6 por ciento y una parte de ese ahorro empezará a notarse ya en las nóminas de enero, con una reducción media de las retenciones del 4,6 por ciento. ¿A quien votaremos este año y el que viene? quizá tendamos a votar al partido que gobierna y llena nuestros bolsillos, gracias a la menor fiscalidad.

¿Es esto algo nuevo? No. Para nada, en 1999, año electoral, tuvo lugar la primera e importante reforma del IRPF, consistente, por un lado en disminuir el número de tramos y, por otro, en reducir el tipo máximo del 56% hasta el 48% y el mínimo del 20% al 18%.

Pero además la promesa electoral del PP, en las elecciones del año 2000, de volver a reducir los impuestos y, más concretamente el IRPF, se plasmó en los Presupuestos del año 2003 (¡que casualidad¡ año electoral). Esta segunda reforma supuso la disminución de los tramos a cinco y el tipo máximo que estaba en el 48% bajó hasta el 45%. El tipo mínimo que estaba en el 18% pasó al 15%. Es decir las 3 últimas convocatorias electorales (2000, 2004 y 2008) han ido precedidas de rebajas fiscales(1999, 2003 y 2007)

Pero como soy un idealista y me gusta predicar en el desierto pienso que, es preciso considerar que, con tipos de interés bajos y reducciones del IRPF se aumenta, por definición, la renta disponible de los consumidores, lo que anima a consumir más, con el peligro de provocar mayores tensiones inflacionistas. De ahí que, la rebaja de impuestos en una economía inflacionista, como es la española, debe ir siempre acompañada de un estricto control del gasto público para conseguir, no solo el equilibrio, sino un amplio superávit presupuestario, por lo que pienso que la política presupuestaria de los Gobiernos de PP y del PSOE deberían haber sido más restrictiva de lo que han sido y de lo que están siendo. De esta forma se hubieran limitado más las tensiones inflacionistas, reduciendo así la erosión que la inflación está generando en la competitividad exterior de la economía española.

Original JdLA 28 Diciembre 2006 - 12:45

En mi opinión, siempre es bueno que se bajen impuestos con el fin de que el ciudadano de a pie disponga de una mayor libertad en cuanto a renta disponible se refiere y, además, la administración pública va a tener mayores restricciones a la hora de incrementar el gasto público. En realidad, no se trata de aumentar el gasto público para ofrecer mayores servicios sociales como Estado del Bienestar sino de gestionarlo de forma más eficiente en lugar de derrocharlo. Pero está claro que la mayoría de las ideas de los políticos españoles, digan lo que digan, están orientadas en ganar las próximas elecciones… porque, ¿cuántos votantes tenemos?¿cuántos de ellos entienden un mínimo de Economía?Por ello, es importante este tipo de blogs…

Rafael Pampillón Olmedo 28 Diciembre 2006 - 15:42

Efectivamente, yo también soy partidario de bajar impuestos. Aunque sea a través del ciclo político. ¿Qu es el ciclo político? pues la política económica que siguen los gobiernos ante un proceso electoral. Cuando se acercan las elecciones, se suelen poner en marcha medidas de política económica que permitan conseguir el mayor número de votos para el partido gobernante, y alcanzar así su objetivo más importante e inconfesable: permanecer en el poder el mayor tiempo posible. En este sentido, la política económica está determinada por la proximidad o lejanía de unas elecciones. En años electorales, es decir, previos a una consulta electoral, se suelen aplicar políticas expansivas de carácter populista consistentes, por ejemplo, en incrementar el gasto público o rebajar los impuestos, dando así lugar a un sentimiento “narcotizante” de bienestar. Cerca de las elecciones, por tanto, se deben esperar políticas de carácter expansivo (mayor crecimiento económico e inflación y menor tasa de paro), que ofrezcan una imagen de prosperidad. Si hay que bajar los impuestos, se hace invariablemente antes de las elecciones, no después. Ya ha dicho Solves que después de las elecciones no habrá más rebajas fiscales. Más claro agua. Sin embargo, los aumentos del gasto público por motivos electorales no suelen ser beneficiosos para la economía, ya que generan inflación y un saldo presupuestario menos contractivo del que se necesitaría. En periodos postelectorales, en cambio, es necesario purgar los desequilibrios generados durante la fase expansiva. Para ello hay que contraer la demanda, lo que suele generar un menor crecimiento y aumento del desempleo.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar