10
Dic

¿Entrará Turquía en la UE?

Escrito el 10 Diciembre 2006 por Rafael Pampillón en Unión Europea

Turquía es un país entre dos mundos dado que el 3% de su territorio está en Europa. Desde la proclamación de la República en 1923, con el líder Mustafá Kemal Ataturk al frente, ha conseguido formar parte de las principales instituciones del oeste (la OTAN, la OSCE o el Consejo de Europa). Sin embargo, el futuro de Turquía está lleno de interrogantes dónde es difícil vislumbrar si el compromiso de Estado laico se mantendrá y si se podrá garantizar la estabilidad económica.

Los temores de Bruselas sobre si Turquía adoptaría una postura innegociable en la cuestión chipriota ha quedado algo resuelta al decidr Ankara este jueves abrir un puerto y un aeropuerto, a Chipre. La cuestión kurda es otro de los temas que más preocupa a la UE y a las propias autoridades turcas, ya que si bien es cierto que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) declaró un alto el fuego el pasado 1 de octubre, los choques han continuado y nadie ve una solución a corto plazo. Además, Ankara teme que los insurgentes kurdos aprovechen la situación de guerra civil y federalismo en Irak para levantarse de nuevo en armas y proclamar un estado independiente en la frontera entre los dos países.

Según el primer ministro turco, Erdogan, se está dando un proceso de “revolución silenciosa” en el camino hacia la UE. Además, en el discurso inaugural del Foro Económico Internacional en Estambul declaró que el proceso se estaba llevando a cabo en Turquía “con profundas reformas en el plano económico, social y político que son esenciales para poder cualificarse como un futuro miembro de la UE”. Sin embargo, habida cuenta de la negativa de Turquía de reconocer a Chipre, la Unión Europea ha recomendado la suspensión de las negociaciones en 8 capítulos, tan importantes que las negociaciones corren el riesgo de quedar suspendidas durante mucho tiempo. ¿Resolverá Turquía el conflicto con Chipre? El jueves de esta semana el portavoz de la presidencia finlandesa de la UE, ha confirmado que Turquía ha decidido que abre un puerto y un aeropuerto, a Chipre ¿Será suficiente? Además ¿Quieren los militares, auténtico poder fáctico en Turquía, unirse a la UE? (Más información se puede encontrar en un artículo sobre el tema en la revista “La Clave” de esta semana).

Comentarios

Almudena Jaramillo 11 Diciembre 2006 - 18:29

Ayer regresé de Estambul. He pasado estos días del puente de la Inmaculada o de la Constitución en este país fascinante al que espero volver algún día y comprobar su evolución y desarrollo.….
Turquía, como bien dice, es un país que ejerce de puente entre dos continentes, en el que uno se encuentra con diferentes culturas, elementos contemporáneos y antiguos.
Recordando un poco la historia, podemos decir que Turquía, no se ha caracterizado por ser un país muy estable en cuanto a gobierno se refiere. Desde la creación de la república en 1923, hasta el actual gobierno liderado por Erdogan, se han sucedido 60 gobiernos, una guerra civil y dos golpes de estado. Durante los últimos años, se ha producido una sucesión de administraciones de coalición débiles, en las que los líderes de los principales partidos, velaban sólo por sus ambiciones personales. A finales de 2002, se produjo el hundimiento de casi todos los partidos políticos tradicionales, proclamándose vencedor uno de los partidos islamistas (el Joven Partido Islámico de la Justicia y el Desarrollo, AKP) con Erdogan a la cabeza. No hay que olvidar que Erdogan estuvo encarcelado por instigar al odio religioso y desde entonces se ha esforzado mucho en mostrar una postura moderada para conseguir la entrada de su país en la UE. ¿Será capaz, si forma parte de la UE de adaptarse y fomentar la tolerancia entre diferentes religiones?
Después de mi estancia allí, no comparto la idea de que sea un país laico. El 99% de la población es musulmana y practican su fe islámica con fervor. Las mezquitas (hay una casi en cada esquina de la ciudad), están llenas, especialmente en las horas punta de la oración. Los turcos dejan sus trabajos durante al menos una hora, para acudir a la mezquita a rezar. Y yo me pregunto si a esto se le puede llamar laicismo.
Respecto al papel de la mujer en la sociedad, considero que todavía les queda mucho por hacer. Aunque las mujeres turcas obtuvieron el derecho a ejercer el sufragio, sólo 20 diputados han sido mujeres. Su libertad como ser humano queda relegada a un segundo plano y es que a pesar de que la gran mayoría visten como las europeas, todavía existe un gran porcentaje que lleva pañuelo en la cabeza, en los bares y restaurantes no se ven casi mujeres y mucho menos solas….y esto en Estambul, capital europeizada, pero supongo y digo suponer porque no he estado allí, que si uno se adentra en el país se encontrará con unas tradiciones culturales más arraigadas.
Económicamente, Turquía todavía se está recuperando del gran colapso que sufrió en 2001, en el que más de 1 millón de personas se quedaron sin empleo y tuvo que ser rescatada por préstamos del FMI. Gracias al turismo, la exportación de productos agrícolas y no agrícolas se va recuperando, pero me queda la duda si será suficiente para que alcance el nivel económico del resto de los países de la UE y que si finalmente entra a formar parte de la UE, exista una aumento de las ayudas a Turquía en detrimento de las mismas a otros países miembros.
Considero este tema muy interesante y la vez complicado. Los últimos acontecimientos referentes a Chipre me incitan a adoptar una actitud no demasiado optimista en cuanto a su inclusión en la UE y en mi opinión todavía les queda mucho por hacer y demostrar.

Veronica Munoz-Najar 12 Diciembre 2006 - 13:16

Como comenta Rafael, no se puede asegurar que los militares turcos quieran realmente la inclusión de su país en la UE. Lo que si creo que se puede afirmar es que a la UE le conviene adoptar a Turquía como nuevo miembro.

A pesar de que la inclusión de un gigante con Turquía implica un coste enorme para la UE esta inclusión es vista como conveniente.

En primer lugar Turquía es un puente entre Occidente y Medio Oriente, lo que la hace capaz de mantener buenas relaciones con Israel, mediar con el Líbano, e intentar el acercamiento entre Siria e Irán.

En la lucha contra el extremismo de algunos países del Medio Oriente y del Islamismo extremo, la UE debe mantener sus esfuerzos por incluir a Turquía con ellos con el objetivo de fortalecer su democracia inestable y agregarlo firmemente al mundo occidental.

Esto significa que la UE se podrá beneficiar económicamente de un mercado de 70 millones de habitantes que está en crecimiento, lo que se podría ver traducido en un crecimiento en el poder adquisitivo de la población turca y por ende un aumento de las exportaciones del resto de la UE hacia este país.

Además, el poder establecer a Turquía como una economía de mercado con características occidentales podrá aumentar la seguridad de las Inversiones Extranjeras que vengan de parte de la UE a este país.

La UE podría también ver como beneficioso la inclusión de la fuerza laboral turca a su economía, que en general es más barata que la europea, con una edad promedio menor y que en la actualidad es calificada.

Camilo Calzas 13 Diciembre 2006 - 01:07

Comparto tu opinión, Verónica. Desde un punto de vista económico parece que la integración de Turquía presenta aspectos beneficiosos. A Turquía le proporciona un marco estable y de control continuo de las variables macroeconómicas que atraerá masivamente a la inversión extranjera. A la UE el acceso a un mercado de 70 millones de habitantes en pleno crecimiento y desprovisto de bienes de consumo. Asimismo una fábrica más cercana (geográficamente y a nivel de intereses compartidos) que el lejano Oriente.

El acuerdo parece fácil, entonces ¿por qué es tan complicado llevarlo a cabo?. Pues bien, la UE no es únicamente una Unión Económica (ni siquiera la CEE lo era desde un punto de vista estricto) sino que además lleva implícita una unión de componente político que entra en consideraciones culturales, sociales, movilidad de trabajadores, derechos humanos, derechos de las minorías, etc.

A pesar de las diferencias que existen entre Turquía y la UE algunos europeístas ven en la integración de Turquía una posible solución al estancamiento institucional que sufre la Unión (“General Fatigue”). No obstante, el Ministro de Interior francés Nicolás Sarkozy (hablando como futuro presidente de la República) pronunció un discurso en septiembre delante de las Instituciones Europeas en el que cerraba las puertas a más posibles ampliaciones de la Unión.

En cualquier caso el esfuerzo económico realizado por Turquía durante los últimos años de cara a modernizar su economía no ha sido en vano. No cabe duda de que la economía ha mejorado sustancialmente.

La UE propone a Turquía como aliado privilegiado lo que implica el establecimiento de relaciones comerciales próximas al mercado común europeo pero no la integración en la UE como un socio más. En este caso cabe preguntarse cuál puede ser el paradero de Turquía, un país que se ve amenazado por problemas serios como el integrismo islámico, las confrontaciones territoriales, el problema curdo y el polvorín que supone compartir fronteras con Irak, Irán y Siria.

El futuro de Turquía está lleno de interrogantes dónde es difícil vislumbrar si la estabilidad institucional y en particular el compromiso de mantener un Estado laico (no como el que describe Almudena en su reciente viaje) podrán garantizar la estabilidad económica y viceversa.

Simen Heum Listerud 21 Diciembre 2006 - 13:37

Some comments on the Turkish economic policies and what they need to prioritise in the future:

From basically only two important demand side policies i.e. control of interest rates with the independent central bank (2001) and control of public spending, the Turkish economy has been doing very well. Government deficit is reduced from 30% of GDP (2001) to 1% of GDP (2005) and the public sector dept is reduced to 56% of GDP. The foreign confidence in the Turkish economy has lead to large capital inflow that has lead to an appreciation of the currency, making the foreign dept less expensive and the productivity has increased. The inflation has been reduced significantly and GDP is growing at 6 8%.

Big challenges that remain are the high unemployment, large internal income differences, both personal and regional, large inefficient agricultural sector which means a future shift to industry and services that will be a painful process. In addition still a large black economy (30%) and huge labor costs for the industry.

Various economic policies need to be implemented in order to boost economic growth and ensuring social stability. In my opinion the economic policies now have to include demand side policies. I think the most important reform has to come in the labor market. With the increasing working population Turkey cannot afford to have large barriers to employ people. Turkey needs to reduce taxes (social security contribution), lower minimum wages (regional adjustments), lower severance payments and reform additional requirements for firms with more than 50 employees. Labor reforms in these areas will contribute to:

1: Reducing the cost of employment for firms. This will help increasing the number of low wage jobs in particular, which is important for providing work for all the people that are coming to the cities following the natural completion of the transition from an agricultural economy to an industrial and service economy. Thus, it supports this important transition. (Emigration to Europe (Germany) that happened in the case of Spain is not possible now).

2:Less unemployment should prevent recruitment to extremist religious organizations that could destabilize the country and the economy, stopping foreign direct investment

3: Firms would not have higher costs in case of growth => larger firms more efficient

4: Reducing the black market economy (firms and employees). Unregistered workers have increased the last years except in the agricultural industry. Decreasing the black market will contribute to a wider tax base, larger tax income, which again may give room for tax cuts. This will contribute positively to state finances important for social redistribution and decrease costs for firms (demand side policy)
As is seen from the above points, labor market reforms would contribute very positively to Turkey’s key challenges and are therefore the most important policy to implement.

Dorie 14 Noviembre 2012 - 19:38

For latest news you have to pay a quick visit world
wide web and on world-wide-web I found this website as a best
website for newest updates.

Swimming Pool Pumps

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar