27
Nov

Rafael Correa triunfa en Ecuador

Escrito el 27 noviembre 2006 por Juan Carlos Martínez Lázaro en América Latina

Con poco más del 50% de los votos escrutados, Rafael Correa, el candidato de izquierdas aventaja claramente a su rival, el empresario derechista Álvaro Noboa, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales ecuatorianas celebradas ayer (68% frente al 31%). Aunque los últimos pronósticos anunciaban una victoria del Correa, nadie podía imaginar el amplio margen por el que parece haberla conseguido. Y más teniendo en cuenta, que Noboa se impuso en la primera vuelta y que, por tanto partía, como favorito. Pero en Ecuador nada es como parece, y el discurso antisistema de Correa en un país harto de los partidos tradicionales, y la identificación que ha hecho de Alvaro Noboa con los “políticos de siempre”, han calado profundamente entre los votantes.

Si estos resultados se confirman, Rafael Correa se convertirá el próximo 15 de enero en Presidente de Ecuador. Lo que pase a partir de entonces, es imposible de predecir. Los mensajes populistas de su campaña, se tendrán que plasmar en acciones de gobierno. Algunos de ellos resultan inquietantes y se sitúan en la misma línea de los de Chávez o Morales: renegociación de la deuda exterior en defensa de los intereses nacionales, no suscripción del Tratado de Libre Comercio que se estaba negociando con Estados Unidos, revisión de la política de explotación de los recursos naturales (Ecuador es el 5º productor de petróleo de Latinoamérica)… Es decir, supondrían insertar a Ecuador en el eje Venezuela-Bolivia-Cuba, y tal vez Nicaragua, a raíz del reciente triunfo de Daniel Ortega.

En la última década, Ecuador atravesó una intensa crisis económica que acabó con su sistema financiero y supuso la ruina para millones de sus habitantes, y una más que intensa crisis institucional, con tres presidentes electos, que no pudieron acabar su mandato ante el descontento popular. Últimamente la situación política parecía más calmada, y la economía empezaba a recuperarse gracias a los efectos de la dolarización, a los altos precios del petróleo y a las de remesas que envían los más de dos millones de ecuatorianos que trabajan fuera de su país. Correa tendrá ante sí, retos formidables: acabar con la ingobernabilidad de los últimos diez años, devolviendo la credibilidad a las instituciones y conseguir que el crecimiento económico de los últimos tiempos sirva para sacar de la pobreza a muchos de sus compatriotas. Su carisma, preparación y experiencia (fue Ministro de Economía durante algo más de tres meses), parecen buenos avales para conseguirlos, pero las políticas prometidas suenan mucho a “populismo”. La cuestión es saber si será capaz de acabar con la convulsión política y mantener estable la economía sin incurrir en aventuras populistas, o si por el contrario, seguirá el camino marcado por Chávez y Morales.

Comentarios

carlo polo 28 noviembre 2006 - 02:18

Es muy complejo opinar de la situación del Ecuador, cuando uno tiene la oportunidad de estar un tiempo en el país, se da cuenta de la difícil situación que vive su población.

Ecuador tiene uno de los pib per capita más bajo de la región y uno de los índices mas alto de concentración de la riqueza, en una región que tristemente se caracteriza por ello, ese panorama hace que cualquier opinión económica racional se enfrente a la dura realidad de su gente.

Desafortunadamente Ecuador no tiene el oro negro con el cual cuenta Venezuela, aunque es cierto que recientemente han crecido sus reservas, aún está muy lejos de conseguir esa fuente de ingresos que los movimientos populista requieren. Sería bueno que Correa hablara con sus dos predecesores quienes salieron expulsados del gobierno por los mismos movimientos populares que los llevaron al poder.

Lo curioso es que la opción de derecha creo que incluso era peor que la de izquierda, elegir a Noboa hubiera sido regresar a la época de las “banana republic”. Para los que no sepan Noboa y su familia han construído gran parte de su fortuna a partir de la explotación del banano.

Solo espero que Correa veo el ejemplo de sus vecinos del Sur (Brazil y Chile) y no el del eje Chavez.

JUAN JOSE CORDOVA 30 noviembre 2006 - 01:43

Lo que logran estos “partidos” es hacer perder credibilidad a sus instituciones, tomando medidas populistas que desprestigian al país internacionalmente. El Perú se salvó de Humala, pensábamos que Evo sería el único discípulo de Chávez en Sudamérica, pero ahora tiene otro en Ecuador. La reflexión a estos resultados es: ¿Por qué la población vota por estos candidatos? Desde mi punto de vista, por que está cansado ya de los partidos tradicionales, muchas décadas de engaños y falsas promesas que conllevan un resultado como el que vemos.

Hugo 14 agosto 2008 - 05:00

como un equatoriano mas puedo decir que solo veo la subida de los precios en todo ,mi negocio ya no da como antes no se crean nuevas formas de comercio no hay seguridad del trabajo,solo promesas en tiempo de campaña,y una simulacion de constitucion que segun ellos fue discutida ampliamente,eso es la mas falaz mentira ,solo espero resistir lo mas que pueda creo que este es el unico derecho que no se puede perder.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar