20
Oct

XVI Cumbre Iberoamericana en Montevideo (los recursos naturales)

Escrito el 20 octubre 2006 por Rafael Pampillón en América Latina

En una entrada que hice este mes en este blog titulada. “AREGENTINA CRECE POR ENCIMA DE LA MEDIA MUNDIAL” hay un post firmado por unliberal y que se puede leer en este blog, que citando a Cardoso dice que: “cuando las materias primas suben de precio Latinoamerica suele ir para arriba y cuando se estancan o bajan lo pasa mal”. El tema que plantea es de rabiosa actualidad, es decir, si el problema de América Latina radica o no en poseer abundantes recursos naturales (la maldición de los recursos naturales). Los principales productos de exportación de América Latina son primarios. El problema desde mi punto de vista consiste en la concentración de las exportaciones y, en ese sentido creo que la política económica, de los gobienos de América Latina, deberían enfocarse a la diversificación, incorporando tecnología y valor a la producción y a la exportación. Se evitaría así la “maldición de la concentración de exportaciones”. Esa si es una maldición y no “la maldición de los recursos naturales”.

Las economías abundantes en recursos naturales suelen tener severas limitaciones institucionales como corrupción y voracidad fiscal. Desde mi punto de vista el efecto negativo de la abundancia de las materias primas sobre el crecimiento proviene de la concentración de las exportaciones ya que cuando los precios de las materias primas son altos los gobiernos tienen muchos ingresos y muy fácil acceso al mercado financiero y gastan mucho (política procíclica) y cuando los precios caen los ingresos también y hay además una gran dificultad para acceder al crédito extranjero en buenas condiciones. Entonces se gsta menos (más actividad procíclica). Resultado el crecimiento en América Latina es muy volátil y eso es muy malo. Una solución son los fondos de estabilización de recaudación. Se trata de mecanismos compensatorios que permiten ahorrar los ingresos transitorios durante períodos de auge y luego utilizarlos para estabilizar los gastos en tiempos de crisis. Quizá a América Latina no le quede más remedio que basar su desarrollo en la dotación de recursos naturales pero al mismo tiempo, debería diversificarse más. Desgraciadamente en Latinoamérica, predominantemente se extrae y exporta el recurso natural con el procesamiento mínimo indispensable. A veces se ponen en marcha actividades de procesamiento y exportación de las materias primas, pero casi nunca se alcanza a producir ni comercializar en el exterior otros bienes relacionados (simples o sofisticados).

Como es sabido las exportaciones de materias primas forman parte de cadenas globales de valor y el problema es que América Latina se ha quedado en los eslabones de bajo valor añadido de esas cadenas. ¿Deberían los gobiernos aumentar la cooperación entre las empresas locales para mejorar la inserción en los mercados mundiales ¿Deberían fortalecer la economía favoreciendo sectores conexos? ¿La abundancia de recursos naturales puede ser perjudicial para el desarrollo? ¿Por qué la abundancia de recursos puede tener un efecto negativo sobre la mejora del capital humano? ¿Debería la XVI Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar el 4 y 5 de noviembre en Montevideo hablar de este problema e intentar dar soluciones?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar