23
Sep

Presupuestos Generales del Estado: España 2007

Escrito el 23 Septiembre 2006 por Rafael Pampillón en Economía española

El tercer presupuesto del Gobierno Zapatero deben calificarse como poco restrictivos. Los gastos presupuestados (144.100 millones de euros) serán menores que los ingresos esperados (146.000 millones), por lo que se seguirá manteniendo, el superávit presupuestario (0,7% del PIB).

Por el lado del gasto, los Presupuestos siguen siendo expansivos. El gasto continúa aumentando al mismo ritmo que el PIB. Si bien, hay que tener presente que, debido al alto grado de descentralización territorial, estos PGE tan sólo representan el 50 por 100 del total del gasto de las Administraciones Públicas cuando en 1995 era el 68%, por lo que el Estado Central tiene poco margen de maniobra para disminuir el gasto. Sin embargo es preciso insistir que los 2 grandes problemas de la economía española: la pérdida competitividad y el desequilibrio exterior sólo son posibles a través de la estabilidad de precios un objetivo que no conseguimos alcanzar. ¿Cuál es el origen de nuestra elevada inflación?: El dinamismo de la demanda interna. Y al no poder recurrir a la política monetaria para enfriarla la única herramienta de estabilización que les queda a las autoridades económicas es la política presupuestaria. Esta debería haber adoptado ya un sesgo claramente más restrictivo para contener la demanda interna y frenar, así, tanto la inflación como el déficit por cuenta corriente. De ahí que para ayudar a controlar la inflación y equilibrar la balanza de pagos el Congreso de los Diputados debería aprobar para el 2007 (año electoral, al igual que 2008) unos presupuestos mucho más contractivos que los que se proponen. Resulta muy preocupante el bajo superávit fiscal (0,7% del PIB). Otros países con crecimiento más bajo que el nuestro tienen superávits del 3%,

En cuanto a los ingresos, crecen por encima del PIB nominal, lo que provocará un cierto aumento de la presión fiscal, si bien sigue disminuyendo el exceso de gravamen del sistema tributario, como consecuencia de la reforma de los impuestos sobre la renta (IRPF) y sociedades (esta reducción del impuesto sobre el beneficio de las empresas repercutirá positivamente en el coste de capital y aumentará las posibilidades de autofinanciación de nuevos proyectos). En definitivas los PGE para el 2007, no son suficientemente restrictivos y no asumen, por tanto, de forma real su responsabilidad anticíclica a través de un mayor control del gasto público y un mayor superávit fiscal.

Comentarios

Susana Mediero Badía 24 Septiembre 2006 - 09:48

Buenos días,

leo en un periódico que la previsión del Ministerio de Economía para el precio del barril del petróleo para la elaboración del Presupuesto es de 71$/barril.

Durante los últimos meses, el precio del crudo se ha caracterizado por su inestabilidad y repuntes inesperados.

Mi pregunta es, ¿no resulta esta previsión demasiado optimista teniendo en cuenta la “estrecha” diferencia entre ingresos y gastos previstos?

Gracias y un saludo.

Susana

Rafael Pampillón 24 Septiembre 2006 - 16:55

Efectivamente en una situación de riesgos importantes como es el caso de posibles ataques terroristas con armas de destrucción masiva el precio del petróleo se puede disparar. En este sentido, desde mi punto de vista, la previsión de crecimiento de nuestra economía (3,2%) para el año próximo contenida en los Presupuestos Generales del Estado es factible pero optimista. La previsión, para 2007, del FMI para España es de un crecimiento del PIB inferior (3%) y The Economist lo cifra en el 2,8%. Si se produjera un crecimiento económico menor del presupuestado ello se traduciría en menores ingresos fiscales y más gasto público y por tanto déficit, es decir una política fiscal expansiva e inflacionaria que nos perjudicaría.

MARIEL MARETTI 25 Septiembre 2006 - 12:08

Que tan restrictivo puede ser el PGE si en El País se comenta que aumentarán el gasto social en un 8 %, se destinará más recursos a las pensiones mínimas, las políticas de vivienda y de inmigración también aumentarán en un 14.4% y 15% respectivamente. Todo esto respaldado en un supuesto superávit mínimo. No comprendo cómo puede realmente considerarse una política restrictiva y que tan factible es?

Gracias, Saludos,

Mariel

Rafael Pampillón 25 Septiembre 2006 - 19:04

Si, es posible. Si ingresas mucho porque estás recaudadndo mucho debido al crecimiento del empleo y de los beneficios empresariales, puedes gastar mucho. ¿Debería gastar tanto el Estado? Sinceramente, creo que no debería. Estos presupuestos, si cumplen las previsiones del Gobierno pueden calificarse como neutros, es decir, ni restrictivos ni expansivos. ¿Necesita la economía española unos presupuestos neutros? Claramente no, España necesita unos presupuestos muy restrictivos que consigan la estabilidad de precios y el equilibrio exterior.

El pequeño superávit presupuestado (0,7% del PIB), es lo que asegura, según un famoso teorema de la Ciencia Económica (el teorema de Haavelmo, 1944) un efecto neutro sobre la economía. El gasto, según los PGE, aumentará al mismo ritmo que el PIB, cuando debido a nuestros desequilibrios, debería crecer menos, en eso estamos de acuerdo. Por tanto, sería precisa una mayor disciplina en el control del gasto corriente. Sin embargo, hay que tener presente que, debido al alto grado de descentralización territorial, estos PGE tan sólo representan el 50 por 100 del total del gasto de las Administraciones Públicas cuando en 1995 era el 68%. Este proceso acelerado de transferencia de competencias convierte a España en uno de los Estados más descentralizados de la OCDE y dificulta, sin duda, el control del gasto por parte del Estado.

María Carbajo 26 Septiembre 2006 - 02:29

Realmente es necesario reducir la inflación mejorar la competitividad de la economía española para impulsar así las importaciones, ya que desde que España perdió la autonomía en materia de política monetaria, lleva una diferencial acumulado de inflación respecto a la media de la UE del orden de un 15%.

Según dice el diario El Mundo, los presupuestos del Estado se han calculado tomando como base una inflación del 2% (cercano a la meta fijada por el Banco Central Europeo)dato que está bastante lejos de la realidad, siendo la inflación de los últimos años superior al 3%.

Por ello los presupuestos del estado además de expansivos parecen tambien optimistas, pues es muy seguro que se supere esta tasa de inflación y de nuevo se incremente el déficit público.

Antonio Carreras 26 Septiembre 2006 - 12:56

Desconozco que parte exacta del superávit fiscal que dice que va a producirse es parte del crecimiento que experimentará “la hucha” de la Seguridad Social, como consecuencia de un crecimiento en el empleo y el aumento de la recaudación de las partidas de seguridad social. Durante algunos años se produjo un exceso en la caja de la Seguridad Social que cubrió parte del déficit presupuestario de otras partidas. En un país que no tiene un sistema de pensiones privadas generalizado, no debería contabilizarse como parte de la partida presupuestaria, dado que esos fondos cubrirán el envejecimiento progresivo de la población española. Yo si creo que pueden considerarse unos presupuestos expansivos en la coyuntura actual.

Borja Pérez Villa 26 Septiembre 2006 - 13:28

Buenos días,

la economía española basa su actual crecimiento en dos pilares básicos, el consumo y la construcción. En un articulo de la revista Capital publicado en su número de Septiembre habla de que el consumo privado representa el 58% del PIB y la construcción el 17% del PIB. Por otro lado habla de que el endeudamiento de las familias se situará en el 140% de su renta disponible. Si a esto añadimos la subida de los tipos de interés prevista, las economías familiares se van a ver seriamente afectadas. Consecuentemente el consumo interno se verá reducido.

Teniendo en cuenta que el dinamismo de la demanda interna es la causa principal de la elevada inflación, ¿Es posible que esta predecible reducción del consumo sea suficiente para controlar la subida de los precios sin necesidad de moderar el gasto público?

Muchas gracias

Borja

Jorge Lleyda 26 Septiembre 2006 - 18:54

Efectivamente, es importante determinar por qué se produce ese superávit fiscal, ya que a primera vista la gente puede dar por bueno ese superavit previsto del 0,7%.

Por ello, hay que resaltar que el crecimiento de la economía española hace que se recaude más, de ahí que los ingresos fiscales sean superiores al gasto público, el cual debería reducirse para evitar una alta inflación. Es más, suele ser recomendable que cuando se efectúa una bajada de impuestos, también se reduzca el gasto público en una proporción similar, de tal manera que la bajada de impuestos no acentúe todavía más la inflación.

Rafael Pampillón Olmedo 27 Septiembre 2006 - 17:30

Hoy he escrito un artículo en El Mundo (página 42) donde contesto algunos de vuestros comentarios. También he abierto una nueva entrada en este blog sobre el tema (ver España, presupuestos 2007: ¿Son los presupuestos que necesitamos?). Pero vaya por delante que pudiera ocurrir que menor crecimiento de la demanda agregada generase menos inflación. Pero también produciría menos ingresos fiscales y consecuentemenete déficit público que añadiría leña al fuego de la inflación. Dada la situación inflacionista de España sería mejor reducir drásticamente la demanda agregada a través de la disminución en el crecimiento del gasto público.

enrique 2 Noviembre 2006 - 18:37

buenas tardes:

queria preguntarle:¿qué incidencia marcan los PGE a la hora de actuar un directivo financiero en una empresa?
gracias
enrique

Francisco M M 26 Abril 2008 - 20:28

Los hechos me demuestran que mi opinión inicial en contra del post de: Rafael Pampillón, es meramente una barrabasada.

Primero no responde a la pregunta.

Segundo, ¿armas de destrucción masiva?

Por favor, no saque los pies del tiesto. Que la previsión sea optimista y factible, no es condición sine qua non deba cumplirse, y mucho menos su justificación “Si se produjera un crecimiento económico menor del presupuestado ello se traduciría en menores ingresos fiscales y más gasto público y por tanto déficit…”

Elemental, pero ahora, en 2008, en que las previsiones nos situan con el segundo mejor PIB para 2008, ¿sigue siendo tan optimista usted Sr. Pampillón a pesar de la situación actual?

Sin nada más, saludos,

FM

wilson montenegro 17 Octubre 2011 - 06:03

los felicito es informacion muy buena les recomiendo tambien http://economia-wilson.blogspot.com/

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar